lunes, 7 de enero de 2019

Compra del mes de enero de 2019: Ampliamos nuestra posición en Exxon Mobil

Entre los candidatos a la compra del mes de enero de 2019 teníamos una amplia variedad. Valores centrales infravalorados o que cotizaban a su precio justo, que ya tenemos o que no teníamos, así como campeones y aspirantes, aquí y aquí, cuyo precio no estaba mal. Bien, había tantas posibilidades que no era difícil quedarse paralizado. Como realmente no sé qué empresas van a ir bien y cuáles no, lo único que puedo hacer es igualar más o menos todas las posiciones de la cartera, para que cuando una de ellas destaque, el tamaño de su posición sea adecuado. ¿Queremos que se dispare el precio de una empresa de la que tenemos una posición muy pequeña? Realmente no. Todo esto para decir que finalmente he ampliado la posición en Exxon Mobil.




¿Qué razones hay para no comprar Exxon Mobil?

Aunque Exxon Mobil no es la empresa del sector cuya acción más se correlacione con el precio del petróleo, digamos que sí tiene algo que ver. A comienzos de octubre de 2018 el precio del barril de petróleo WTI llegó a 75,23 $, mientras que hoy cotiza a 47,96 $, un descenso superior al 36 %.


Fuente

Por las mismas fechas, la acción de Exxon Mobil ha pasado de cotizar a 86,46 $ a bajar hasta los 71,15 $ actuales, un descenso de 17,70 %. Hay que tener en cuenta que en estas jornadas de ventas masivas, Exxon llegó a marcar un mínimo de 65,51 $ el día de Nochebuena, para subir desde entonces un 8,60 %.


Exxon Mobil se dedica a la industria del petróleo, lo que no parece muy glamuroso y, de hecho, incluso pasado de moda. Cada vez va a haber más coches eléctricos y el consumo de gasolina bajará. Si la penetración del coche eléctrico llegase al 25 % en 2040 (en 2016 había dos millones de vehículos eléctricos que representaban un 0,2 % de la flota de vehículos de pasajeros), la demanda de petróleo se reduciría en 2,5 millones de barriles por día. 


Fuente
¿He dicho bajará? El futuro tal vez esté ya aquí. En Italia se ha reducido el consumo de gasolina a la mitad desde 2005.


Fuente



¿Qué razones hay para comprar Exxon Mobil?

El panorama de la energía a corto plazo de la U.S. Energy Information Administration (EIA) prevé que en 2019 el precio al contado del barril Brent sea de 61 $ de media, mientras que el precio al contado del barril WTI sea de 7 $ menos. De cumplirse esas predicciones, el precio del barril subiría un 12,5 % con respecto al precio actual.




En diciembre de 2018, la OPEP acordó un recorte de producción de 1,2 millones de barriles diarios con respecto a los niveles de producción de octubre. Se espera que los recortes continúen durante seis meses y el objetivo de la OPEP es devolver el precio del petróleo Brent a 70 $ por barril en otoño de 2019.

A largo plazo, la EIA prevé un precio del barril Brent de 69,96 $ en 2020, 85,70 $ en 2025, 92,82 $ en 2030, 106,08 $ en 2040 y 113,56 $ en 2050, aunque es difícil hacer previsiones.


Fuente


Los ingresos por ventas trimestrales de Exxon Mobil (representados en la imagen siguiente con una línea que representa la media móvil de 4 trimestres) se están recuperando.

El excedente o déficit de dinero trimestral como diferencia entre el flujo de caja libre, tal como lo define Exxon Mobil en sus informes (flujo de caja operativo más ventas de activos menos gastos de capital menos inversiones y adelantos) y dividendos abonados a los accionistas, aunque variable, parece mostrar también una cierta estabilización.


Exxon Mobil lleva aumentando consecutivamente su dividendo los últimos 36 años.

La rentabilidad por dividendo actual (4,61 %) es bastante superior a su media de alrededor de 5 años (3,46 %), lo que puede llevarnos a pensar que la acción de Exxon Mobil puede estar infravalorada.

Morningstar considera que la acción está muy infravalorada y le otorga 5 estrellas. Por su parte, la imagen de FastGraphs muestra el precio cotizando alrededor de su precio justo.





Finalmente, queríamos llevar nuestra posición en Exxon Mobil al tamaño de una posición completa, de manera que el día 2 de enero adquirimos 9 acciones a 69,70 $. Hemos reducido así nuestro precio de entrada desde 81,78 $ hasta 74,98 $, y las 16 acciones que tenemos ahora en cartera nos proporcionarán un dividendo bruto anual de 52,48 $ (4,90 % de los 1.071,31 $ anuales que renta la totalidad de la cartera).

Conflicto de intereses: Actualmente mantenemos una posición larga en Exxon Mobil.